//

Salvi & El Refugio del Poeta

El refugio del poeta es uno de esos lugares camuflados dentro de la Ciudad que no todos saben él, pero que quien sabe queda para siempre.

Salvadora Casado, más conocida como Salvi, llegó a Elche el 2 de Abril del 2017 llena de cajas e ilusiones directamente a este local, que, en un principio, iba a ser una cafetería «normal».

Ella Canaria, de Lanzarote, llevaba 13 años viviendo en Cartagena, donde la última mitad de ese tiempo estuvo al frente de «La otra casa», un local donde semana tras semana se descubrían, cantautoras y cantautores llegados desde cualquier punto del país

«Fueron personas maravillosas que me cambiaron la vida y el enfoque y que hoy en día siguen en mi vida impulsando este motor.»

Finalmente, llegó a Elche para intentar compartir su vida con una persona increíble, y parece que no se les ha dado nada mal.

He conseguido la tan ansiada conciliación familiar que tan difícil es conseguir en el mundo de la hostelería.

Salvi y su Refugio del Poeta

¿Cómo surge El Refugio del Poeta y en qué consiste el proyecto?

Pues mira, conocí a mi pareja en Cartagena y cuando llevábamos 1 año se vino a Elche a trabajar en la empresa familiar y solo nos veíamos los fines de semana.

Mi contrato en La otra casa finalizaba y me pregunté, quieres novio de fin de semana o de todos los días? Y la respuesta es obvia no?

Vi este local y lo tuve claro, en cuanto salí de aquí le dije a Juanje, cari, se va a llamar El refugio del poeta y va a ser una Cafebreria (Cafetería-Librería). Lamentablemente, aunque siempre hemos tenido libros para que la gente lea mientras se toma algo, el tema de la librería tardó en llegar varios años, pero ya la tenemos y estoy muy orgullosa de ella.

Abrí el Martes 13 de Junio de 2017, así que como ves no es que sea muy supersticiosa jejeje. Y como siempre digo, la culpa y gracia de que tengamos música en directo la tiene Rafa Toro, que es una de esas personas que te decía antes que impulsan este motor.

Me preguntó si podía pasar por aquí a hacer un concierto y a él es imposible decirle que no, así que nuestro primer concierto fue el 5 de Septiembre y al terminar, lo tuve claro… ¡No puedo vivir sin música!

Así que este local es un poco de todo: Cafetería, Librería, Tapería, Cervecería, Tetería… Mezclado con todo tipo de arte y actividades culturales (Conciertos, Recitales, Exposiciones, Presentaciones, Talleres, Charlas…)

¿Qué música y qué tipo de artistas son lo que suelen sonar en El Refugio?

El estilo es muy variado y puede ir desde el pop más melódico hasta el rock, pasando por el flamenco, folklore, funky, fusión… eso sí, siempre con instrumentos y canciones propias.

No hacemos tributos ni versiones, sí que puede sonar alguna que otra versión, pero la mayor parte del repertorio ha de ser propio.

Algunas artistas que han pasado y/o que pasarán pronto por aquí Mara Barros, Patricia Lázaro, Adriana Moragues, Gaudea, Anita Antón, Yaike, Pilu Velver, Neus Ferri, Sara Ráez, Road Ramos, Amarela, María Ruíz, Eva Sierra, Aixa, Blanca La almendrita…

¿Qué espera de este proyecto en los próximos años y en el futuro?

Que siga, que podamos seguir disfrutando y que la familia crezca y crezca, que la música en directo no deje de sonar porque es necesaria y alimenta el alma.

¿Crees que tu condición de mujer, ha condicionado en algún momento tu vida personal o profesional?

Quiero pensar que no, pero la realidad, por desgracia, es otra.

¿Qué mujeres han inspirado tu vida personal o profesional?

Mi madre y mi hermana que son unas luchadoras natas. Creo que haber compartido mi vida con ellas me ha preparado para todo lo que se me ha venido encima.

El dolor es muy cabrón y convivir con él a veces se hace muy cuesta arriba. Ah perdona, no te lo había dicho, tengo artritis. También mi suegra, que es otra «jabata» que también ha sabido sobreponerse a todo en la vida y que tiene una vida personal y profesional increíbles.

¿Qué le dirías a tu yo del pasado?

Depende, si fuera para cambiar mi presente igual no le diría nada aunque lo mismo le diría: Tírale al Bitcoin jajaja.

No, a mi pasado, por muy duro que haya sido, solo puedo darle las gracias porque sin él yo no sería yo.

¿Y a tu yo del futuro?

Disfruta, te lo has ganado.

Post relacionado

Deja una respuesta

Your email address will not be published.